domingo, 11 de abril de 2010

Miguel Ángel Martín. Brian The Brian. (1.990)

Miguel Ángel Fernández Martín. 20 de Julio de 1960. León.


Sus contactos con el mundo de las viñetas le vienen a Martín de pequeño, cuando los domingos al salir de misa su padre les compraba algún TBO que otro (Mickey Mouse, Mortadela Y Filemón, etc.). En tercero de la Licenciatura de Derecho decidió, con gran revuelo familiar, que no era ese el camino que quería seguir. Se estaba involucrando cada vez más en el mundillo de la música alternativa de la que es un gran aficionado, con grupos sobre todo el punk ingles * (cuando escribo ésto me entero de que ha muerto Malcolm McLaren), y empezaba a hacer sus pinitos dibujando y exponiendo en los locales de moda de su ciudad natal (en el año 1984 montaron una en Barcelona para el Salón del Cómic de ese año. Allí conoció a J. Toutain). En la noche leonesa se relaciona con reporteros y jóvenes ilustradores, como Toño Benavides, que le abren las puertas para empezar a publicar tiras de sucesos en el periódico La Crónica De León. Ya había estado tomando contacto con el medio al publicar en fanzines, locales y británicos de corte más bien radical. De esta época le viene la costumbre de la utilización del inglés en sus obras y su rara habilidad para crear palabras y conceptos de difícil y malsonante traducción. Por una serie de avatares comerciales, acaba trabajando para el grupo editorial de El Mundo, publicando sus descafeinadas historias. Pero León se quedaba pequeño y en 1987 se traslada a Madrid en busca de nuevos horizontes. El punto de inflexión en su carrera se produce en 1988, cuando se presenta al concurso nacional para nuevos dibujantes que celebraban conjuntamente Totem El Comix y Zona 84 (curiosa publicación en la que, por una tapa estaba lo referente a una publicación y por la otra tapa la otra. Acababan en el centro). Él participó en el apartado de Zona 84, quedando segundo (el ganador fue un jovencísimo Francisco Javier Álvarez Fernández nacido en Madrid el 23 de Abril de 1970), pero de aquí le empezaron a salir encargos de grandes editoriales, aunque él ha seguido realizando cosas para publicaciones alternativas. Así que estamos en 1990, cuando se empieza a publicar la obra que aquí nos trae: Brian The Brian.

Clara Brane trabaja como cobaya, probando fármacos y tratamientos experimentales, para los laboratorios BioLab Research. Cuando se sometió a la fertilización le prometieron que no afectaría al futuro bebé. Pero algo debió de fallar (quizás una prolongada exposición a los rayos ultravioleta) y su hijo Brian nació con una notable malformación genética: las circunvoluciones cerebrales a flor de piel. Su peculariedad física le determinara toda su vida futura: cualquier golpe puede matarlo o causarle graves secuelas, por otro lado también lo dota de capacidades extraordinarias como la telepatía, telequinesia y ser superdotado. Sus compañeros de colegio lo discriminan, lo rechazan y se mofan de él, le llaman: “The Thinking thing” (la cosa pensante), a la vez que se aprovechan de sus capacidades mentales.


Él lo soporta en ese afán de ser un niño normal. Brian adora a su madre y no le cuenta sus problemas, para no hacerla entristecer. La casa de Brian es el cubículo del amor en medio de la ausencia de sentimientos que existe por doquier. Los demás niños también están afectados de extrañas enfermedades: uno tiene un ojo transparente, otro no tiene sentido del gusto, otro el SIDA, otro procesos degenerativos en los huesos, tetrapléjicos, sordos, retrasados mentales, etc. Todo aumentado por su gusto por dibujar los personajes con aspecto viscoso. También extraña que las conversaciones de los niños sean semejantes a la de los mayores, así como su forma de vestir moderna, elegante, cool, organizan fiestorros, toman drogas de diseño…todo ambientado en una sociedad supertecnificada y futurista. Toda la serie esta salpicada de detalles morbosos: mutilaciones, las deformidades, las lesiones que hacen que los personajes sean enfermos y cyborg al mismo tiempo; implantes, injertos, sondas, prótesis, cables conectados a cuerpos, biosilicona, carne de caucho, etc. El mestizaje entre el hombre y la maquina. Biotecnología ficticia.


La ambientación es fría, limpia, impoluta, pero debajo de esa apacible superficie se adivinan motivaciones perversas. El único personaje inocente y sincero es Brian. El cerebro a la vista aparece aquí como la plasmación grafica de la sinceridad. Sus dibujos de trazos lineales, sin sombras, de perfiles redondeados casi de cuento infantil esconden pulsiones malignas. Con los años Brian empieza a sufrir un proceso degenerativo que destruye la sinapsis entre sus neuronas. La enfermedad podría llevarlo a la muerte, pero con la ayuda de su madre-cobaya, los laboratorios BioLab encuentran el remedio para la cura y al ver que los poderes de Brian se desarrollan mas quieren obtener la tutela de Brian. La madre se revela y es despedida del laboratorio, volviendo con posterioridad con una rara infección fruto de algún experimento del pasado. Así que, en la práctica, BioLab se hace cargo de Brian. El desenlace pone al descubierto que BioLab no está pensada para garantizar el bien de la comunidad de individuos, sino para aumentar su influencia y poder sin ningún tipo de escrúpulos. Brian sería así el experimento definitivo, al ver aumentados sus poderes telepáticos hasta niveles en que podría conectarse con las mentes de toda la humanidad (el definitivo Gran Hermano de George Orwell). Toda la serie (ya van 9 comic-book) está salpicada de un tufillo deprimente, con gran abundancia de finales trágicos y tristes que están suavizados por los trazos asépticos y limpios de los dibujos. Es Miguel Ángel Martín un artista para leer sin ningún tipo de prejuicios, pues su temática puede resultar algo grosera para mentes no muy abiertas.


En su prolija obra abunda el sexo explícito y la violencia. Siempre pretende mostrar el lado oscuro, los fantasmas sexuales, los diferentes usos del sexo. También se regodea en la violencia, pero no más que una pagina de sucesos de cualquier periódico. Es el tortuoso camino entre la estética y la moral, porque debajo de los educados modales, todos los individuos esconden actitudes egoístas, y toda esta truculencia se acentúa dentro del contexto, la ambientación limpia, pulcra, aséptica, donde los objetos se transforman en líneas que definen formas básicas, elementales y nos lo narra con su influencia cinematográfica (primeros planos en los diálogos y planos medios para la situación). La ambientación es futurista, pero desde la perspectiva cientifista actual, sus adelantos científicos están a la vuelta de las esquina y a todos nos es familiar la terminología. Mediante la ciencia-ficción nos pone sobre la mesa problemas tan actuales como la manipulación genética, las atrocidades ambientales, las desviaciones sexuales, etc. Su temática le ha llevado a tener problemas con la justicia en Italia, donde fue acusado de inducción al suicidio y pedofília. De todos los procesos ha salido absuelto.


La sociedad indeterminada que nos presenta está avanzada tecnológicamente, pero los sentimientos han sido sustituidos por aparatos electrónicos, solo prima lo individual, la soledad lo impregna todo desde las grandes y desiertas avenidas, hasta las relaciones personales. La soledad es a donde se ve abocado el hombre de su presente-futuro en un insensible mundo. Es la pesadilla en clave de ciencia ficción.


Pero ni se nos ocurra pensar que Martín pretende realizar una denuncia con su visión de los temas que toca, nada más lejos de la realidad. A tocado todo tipo de temas: eutanasia, biotecnología, variaciones sexuales, drogas, xenofobia, ultraviolencia, violencia sexual, la antiglobalizacion, las manipulaciones genéticas, etc. Como veis un artista contemporáneo, porque si algo es Martín es un ser contemporáneo que, con un estilo limpio y sencillo, quiere crear desasosiego en los lectores con su manía de ridicularizar la tragedia, para demostrar que, por muy escabrosos que puedan parecer algunos temas a primera vista, pueden ser tratados con seriedad y elegancia si se tiene clase para ello.


Bibliografia:

Series:
1986 Cronica Negra (Ed. Midons). Ilustraciones sobre crónicas de sucesos para el periodico La Crónica de León.
1987 Keibol Black (La Crónica de León. La Factoría). Tiras de historietas para el periodico La Crónica de León.
1988 The Space Between (Zona 84; La Factoría). Serie futurista, exploracion sobre la violencia ambiental.
1988 Anal Core (Tótem, el Comix; La Factoría). Sexo menos explicito, light.
1989 Kyríe, nuevo europeo (La Crónica de León; Comix Internacional, en 1993; La Factoría). Tiras para el periodico La Crónica de León. Funny-animals.
1990 Días felices (Gente Pequeña). Trabajo a color para publico infantil. El cariño es sustituido por la tecnológia.
1990 Brian, the Brain (Krazy Comics; Makoki;La Cúpula/El Víbora). Brian es un niño con el cerebro al flor de piel.
1990 Atolladero-Texas (Makoki), guiones de Óscaraibar. La violenta convivencia de los habitantes de un pequeño pueblo. Llevada al cine.
1991 Cunt Hunter (en Luca Torelli es Torpedo)
1992 Psychopathia Sexualis (Arrebato). Diferentes practicas sexuales "¿desviadas?" y ultraviolencia.
1993 Rubber Flesh (El Víbora). Retrato de una peculiar juventud del futuro.
1994 Big Whack! (Factory; Idiota y Diminuto). Serie sobre un peculiar grupo de musica. Martin aprovecha para dar su vision sobre ciertos grupos.
1995 Mi generación vive feliz (Diario 16)
1996 Krankwesen (Paté de Marrano)
1996 Cyber Freak (El Víbora). La vida de un niño con piernas metalicas en una gasolinera de autopista.

1997 VíktorTV (Portátil)
1997 Sicotronic Records (Subterfuge). Sobre el mundo de la música alternativa.
1998 Surfing On The hird Wave (en El Víbora). Duro retrato de juventud.
1998 Snuff 2000 (La Factoría de Ideas). Dos individuos graban peliculas snuff (peliculas sobre crimenes reales).
2003 Hard On (La Factoría). Una reflexión sobre las practicas sexuales..
2005 Neuro Hábitat.Crónicas de aislacionismo.(La Factoría). Una original vision sobre la soledad.
2007 Barny (Gryker & Asociados). Sobre el mundo de la formación empresarial.
2008 Play Love. Donde las calles no tienen nombre. (Rey Lear). Del romanticismo al thriller psicológico.

Monografías:
1991 Pop español (Casset: Acordes y Viñetas)
2000 Siniestro Total: La Historia del Blues (Under Cómic)
2000 Almanaque extraordinario Bardín baila con la más fea (Mediomuerto)

Catalogos:
1984 Tercera Exposición de Dibujantes Noveles (Rock, Cómics y otros rollos / Radio Nacional de España, Radio 3)
1991 Catáleg d'Autors 1991 (Saló Internacional del Cómic de Barcelona)
1993 Anal core (Ficomic)
1997 Diez bocados de realidad (Semana Negra de Gijón)
1998 Atlas (Federación Española de Organizaciones Empresariales de la Industria del Mueble)
1999 Viñetas desde o Atlántico 1998 (Concello de A Coruña)
Trabajos:
- Texto de Kyrie Nuevo Europeo. Obra de teatro dirigida por Pepe Mora.
- Microflmes de Animación (Canal Satélite Digital, 1999)
- Guión del cortometraje en 35 mm basado en el cómic SNUFF 2000, y dirigido por el también dibujante y cineasta Borja Crespo.
- Cabecera programa iPOP (tve2).
- Ilustraciones para portadas de libros, entre ellos, la colección Astarté de Lucía Etxebarría (Martínez-Roca editor) y de otras editoriales.
- Cortinilla de animación para el canal Cinemanía de Canal Satélite Digital dentro del proyecto Microfilmes.
- "Atolladero", comic llevado a la pantalla grande por el guionista del mismo, Oscar Aibar.
- Cartel de la película de Jess Franco "Killer Barbys".
- Pressbook de "La Lengua Asesina", un film de Alberto Sciamma.
- Cartel de la película cubana "Un Paraíso bajo las estrellas", en colaboración con el prestigioso diseñador Oscar Mariné.
- Diversos objetos de diseño y merchandising (t-shirts, muñecos, mugs, llaveros, posavasos, cortinas de baño, etc.) para la prestigiosa firma CHA-CHÁ.
- Diseño del calendario 2007 para la empresa de diseño italiana YOOX.com, de reconocido prestigio internacional.
Premios:
- Premio Autor Revelación del Salón Internacional del Cómic de Barcelona 1992.
- Premio Yellow Kid (Roma 1999) al mejor autor extranjero.
- Gran Premio "Attilio Micheluzzi" (Nápoles, Comicon, 2003).
- Premio al mejor comic europeo Romics 2006 (Roma).
- Premio de los lectores RepubblicaXL al mejor comic del año (Nápoles Comicon 2007).
*The Clash. 1976-1986. Iconos del punk británico, con un grandioso disco London Calling. Y del grupo de indie-rock (también llamado noise) White House 1980-2002, grupo misógino y violento con diseño en sus discos del ilustrador Trevor Brown de la misma tematica sadomasoquista, pedofila y violenta.

Los Monaguillosh. Voces en la Jungla. (1.983).

Formación:
Susana Millaruelo: Voz
Jaime Munárriz: Bajo
Amador Luque : Guitarra
Beatriz Alonso: Teclados
Ricardo Moreno: Batería

Miembros anteriores:
Juan Carlos Davilla: Batería
Camino Valcarcel: Bajo
Juan Andrés Castro: Batería
Pablo Patino: Guitarra y voz
video

Voces en la jungla.



Se juntaron en 1980 con unos planteamientos musicales influenciados por el estilo mod británico de finales de los ´60 y principios de los ´70. Influenciados por la música de The Cure (rock gotico con toques electronicos) y The Siouxie & The Banshees (postpunk y rock alternativo). En la España de la época se fraguaba, lo que se denominó con posterioridad la movida y ellos fueron etiquetados como “siniestros y oscuros”, lo mismo que Décima Víctima, La Fundación o Alphaville.

La oportunidad de dar el salto a la fama les llego en 1983 con el sello discográfico Dos Rombos, que les lanzó su primer Ep de tres canciones y, ante el éxito obtenido, sacaron ese mismo año un single con dos canciones más. Tanto la crítica como el público en general les dieron muy buena acogida, lo que les llevo al programa de TVE-2 La Edad De Oro que presentaba Paloma Chamorro y a Caja de Ritmos, de Carlos Tena. También existe una copia (en su día pirata) de un concierto que dieron en la emisora Radio 3, con toda su producción musical. Dieron más conciertos en diferentes salas nacionales así como en la Sala Rockola.

Las diferentes apuestas de futuro que tenían en mente los diferentes miembros del grupo, hicieron que se separaran en 1984. Algunos formaron nuevos grupos, como Los Ronaldos el batería Ricardo Moreno; tras la separación de éstos también trabajó para el grupo-dúo Fangoria de Alaska-Canut. El fundador e ideólogo del grupo, Jaime Munárriz, fundó el grupo Cerdos, que pasó sin pena ni gloria por el panorama musical de la época. Con posterioridad se ha dedicado, con mejor fortuna, a la producción de grupos de hip-hop.

video

Enigma.


Estuvieron en la cresta musical poco más de tres años, dejando algún que otro himno generacional, además de una seria puesta en escena, que contrastaba con los planteamientos musicales de la época, donde casi todo tenía su gracia. Los Monaguillosh eran otro grupo llamado a mejores empresas, pero que no tuvo continuidad, otra vez por los choques de egolatrías.

videoCiclos.
Las tiendas del futuro
rebosan de retículas micro-visibles
aunque tu pasaste con tu ritmo
sin mirar.

Los productos visionarios
de noches de acetatos orientales
recuperan el sonido del tam-tam

Hablemos de la sierpe cuaternaria
emergente de tan melifluo sonido
pero no recordamos
el reflejo de la sombra
en el espejo.
videoPrisma de ágatas.
Un prisma de ágatas,
desvela.
Hilos y lágrimas,
líneas de fuga
que arrastran
hacia los límites
un vértice ilógico
de vértigo en llamas
vapor de cobalto
con lenguas sagradas
no puede envolverme... o ¿sí?

Invoco sin fé
a tumbas lejanas
a templos en ruinas
con idolos negros
de piedra quebrada
por... ¿que?

El mundo no tiene
altura apropiada
un cielo de fuego
de gases me abraza
me besa con seda
con lengua de lava
¿Porque?
videoBocas sobre una araña.


videoNáuseas de amor.

Discografía:

Los Monaguillosh - Los Monaguillosh (1983).

01 - Voces En La Jungla.
02 - De Madam.
03 - Bocas Sobre Una Araña.

Los Monaguillosh - Prisma de ágatas (1983).

01 - Prisma De Ágatas.
02 - Ciclos.