jueves, 1 de octubre de 2009

Daniel Torres. Roco Vargas.

20 de Agosto de 1.958. Teresa De Cofrentes. Valencia. España.

Después de una infancia y adolescencia itinerante (su padre cambiaba a menudo de pueblo debido a su profesión de médico rural) nos encontramos a Daniel Torres, en 1975, en Valencia, estudiando Arquitectura, carrera que cambiaría por la de Bellas Artes. De estudiante conoce a Miguel Calatayud (Aspe. Alicante. 1942. Ilustrador de corte infantil, que ejerció cierta influencia en él, ya que fue el primer dibujante que sentó las bases de la Línea Clara en España) que lo invitó a colaborar en el fanzine, del que sólo se editaron cuatro números, El Gat Pelat; aquí se dieron a conocer entre otros Mariscal y Mique Beltrán. Una vez acabados los estudios se traslada a Barcelona, ciudad donde se cocían las viñetas en aquellos años, y en la actualidad también. En la Ciudad Condal ,- allí todos eran condes en la antigüedad -, se pone en contacto con José Maria Berenguer y empieza a publicar en el tristemente desaparecido magazín El Víbora. Publica Claudio Cueco: Asesinato en 64 Imágenes Por Segundo y El Ángel Caído. Claudio Cueco es un detective ovíparo, a lo americano, a lo Humphrey Bogart, que viene de vuelta de todo, al que nos presenta en blanco y negro, que se mueve con descarado cinismo por los bajos fondos repletos de personajes corruptos y criminales, esto le sirve para homenajear a la novela negra americana de los años cincuenta (Hammer y Chandler). Con posterioridad publica en la misma editorial, de manera mensual, unas series de historias cortas, demostrando que es un maestro en el arte de sintetizar contenido y forma, para cambiar después al magazín por excelencia de la línea Clara española: Cairo.

Los maestros de Daniel Torres habían sido: el malogrado Joseph Coll i Coll (Barcelona 1923. Barcelona 1984) y Joost Swarte (Heenstede, Países Bajos. 1947), gran diseñador, ilustrador y dibujante que, como recordareis, fue el primero en utilizar la denominación de Klare Lijn (véase Vittorio Giardino en este mismo blog). Coll i Coll desarrolló la mayor parte de su obra para la revista TBO. De él tomo la simplificación en el montaje de la página (casi cinematográfico), a menudo prescindía de los diálogos para la realización de las historietas, que solían ser breves y con argumento sencillo, con gran utilización de tópicos. Torres todo esto lo metió en la batidora y en una entrevista le oí decir: "Yo siempre he creído que un dibujo tiene que ser capaz de generar la suficiente literatura para que, si la separamos del texto que la cobija, pueda trascender su continente, sepa ir más allá de los límites del dibujo y sea expresión y narración”. Estamos (siempre me voy por los anillos de Saturno) en 1982 y empieza a publicar en Cairo, Opium. Son un compendio de historias cortas auto-conclusas ambientadas en un futuro deliciosamente retro, protagonizadas por un villano de estilo fumanchuriano. Al año siguiente comienza a publicar, su revisión de las series de ciencia ficción: las aventuras siderales de su gran personaje: Roco Vargas. Roco Vargas ejerce ahora como Armando Mistral, que dirige el Club Nocturno Mongo (planeta que habita Flash Gordon), saborea el éxito como escritor de novelas de ciencia ficción sobre su alter ego Sam Norton; va de apuesto galán, con una elegante figura, mezcla entre Clack Gable y el mismo Torres, gozando de los exquisitos placeres mundanos, con una vida social frívola pero intensa (los paralelismos cinematográficos son muchísimos a lo largo de la saga). A este aventurero galáctico, ex héroe interplanetario, lo hace recorrer todo el sistema solar para resolver los conflictos que amenazan a la humanidad. Lo sitúa en el mismo año de publicación del primer número de la saga (1982) para, con el paso de los años y los siguientes álbumes, jugar a modo de flash-back con el pasado y el presente en una historia de aventuras futuristas. Tiene de paradójico, entre otras cosas que, a medida que avanza los álbumes cronológicamente, nos retrotrae a lo ocurrido en el pasado. Esto ocurre por la necesidad de Roco de congraciarse con el pasado, y acabar convirtiéndose, no en un héroe (que ya lo había sido), sino en un hombre. Este hecho ocurre de manera no trágica, pues la personalidad desenfadada del protagonista lo impide. Así parece un lió que queda resuelto a la perfección, cuando se leen todos los álbumes publicados. Ambientado en mundos imposibles, rodeado de exóticos alienígenas y robots buscando la aventura en cualquier rincón interestelar. A lo largo de la serie, que consta de ocho volúmenes (con ciertos altibajos en un par de álbumes), y 24 años en la profesión: desde Tritón (1982) a La balada de Dry Martín (2006)), vemos claramente la evolución de su particular estilo gráfico.

Ya instalado en la línea clara publica Tritón considerada como una de las primeras novelas gráficas realizadas por españoles, y que sirvió para aglutinar dentro de este estilo la segunda escuela valenciana; entre ellos encontramos a Mique Beltran y Micharmut (seudónimo de Jaime Enrique Bosch), para diferenciarlos de la que se supone fue la primera hornada de autores valencianos “claros” de la década de los años 40 y 50, como José Ortiz y Jaime Brocal Remohi entre otros. La saga de Roco Vargas aúna casi todos los gustos de Daniel Torres: la aventura retro-folletinesca, intrigas de novela negra, la creación de espacios abiertos con arquitecturas vanguardistas, a la vez que sigue buscando la complicidad del lector al mostrarle espacios fácilmente reconocibles sobre todo de la ciudad de Valencia, plasmados con una estética fotográfica y cinematográfica. Para ver cómo ha evolucionado su grafismo desde los primeros fanzines hasta la sofistificación de Roco Vargas, se debe mencionar también la recopilación de historias cortas que realiza hasta 1986 y que publicó bajo el nombre Del Asesinato Al Olimpo.Después de casi un lustro sabático, encontramos a Torres en los inicios de la década de los 90 publicando El Octavo Día (1992-1996). Esta obra consta de dos volúmenes compuestos de capítulos independientes, donde Dios y el Diablo sirven de medio para mostrarnos diferentes registros: el oeste, los piratas, gansters, Japón, dinosaurios, etc.

En los años siguientes sigue dibujando a su alter-ego Roco Vargas (que habéis podido ver que se parece bastante al autor) sigue haciendo colaboraciones para el mercado internacional, como en las nuevas aventuras de The Spirit (Nº 2), con guión de Alan Moore (Watchmen, V de Vendetta, etc.).Desde 1995 ha estado realizando series de su encantador dinosaurio Tom, que también ha sido llevada a serie animada. Nos cuenta las peripecias que sufre el animal al llegar a la gran manzana de Nueva York y que le sirve de pretexto para explicar a los niños, de una manera bastante didáctica y entretenida, las diferencias geográfías y las gentes que las componen. El dinosaurio se hace acompañar de la robot Cosmo, que era un personaje secundario en la serie de Roco Vargas.

Otras obras del autor son: Sabotaje. Obra sobre el mundo de los coches de carreras, que realizó por encargo de una editorial belga. Después vino otra recopilación de historias cortas de los años 1988 a 1992, sobre muy diversos y variados temas, y que se llamó Textura Humana. Lo último de lo que tengo noticia de Daniel Torres es de una gran novela grafica que ha llamado Burbujas. En Burbujas (2009) se produce un nuevo cambio, tanto grafico, como narrativo. Aquí se deja las aventuras siderales y se adentra de lleno en la intimidad del individuo. Es, sobre todo, una reflexión sobre la vida. Es quizás una historia demasiado real, mundana, salpicada de signos cinematográficos sobre los recuerdos. Es una historia sentimental, en la que en un tono casi melancólico o filosófico reflexiona sobre las vísceras de la vida, aunque también tiene su parte divertida.

Es Daniel Torres un creador de mundos complejos, unidos por la nostalgia de la aventura, en viñetas de un barroquismo exquisito, fruto de un artista versátil, gran fabulador de aventuras, con una irónica frescura, con diferentes registros, con un estilo ágil, nítido y de un exquisito trazo casi caricaturesco, elegante y sencillo que dota a toda su obra de un halo inespecífico de modernidad, con sus viñetas elegantes, estilizadas, sus colores planos, sin interés por los volúmenes o las formas, muy minucioso en los detalles, sobre todo en las representaciones arquitectónicas, de gran luminosidad en cada una de las viñetas, que convierte en atractivas obras de arte.

Series:

1980 Claudio Cueco (en El Víbora)
1981 Raúl Cautela (en El Víbora)
1982 Sir Opium (en Cairo)
1982 Las aventuras siderales de Roco Vargas (en Cairo)
1990 El Octavo Día (en Cairo)
1995 Tom (en El Pequeño País)

Seriales:

1989 Opium (Norma, 6 núms.), como argumentista, portadista y coordinador
1999 The Spirit. Las nuevas aventuras (Norma, 4 núms.); colectiva

Publicaciones:

Avui
Batlia
Cairo (y su extraordinario Especial Arquitectura)
Cartelera Turia
Cimoc (sello Norma, y sus extraordinarios Especial Amores Prohibidos; Especial Erotismo; Especial Dinosaurios; Especial Heroínas)
Cómics: clásicos y modernos
¡Dibus!
El Boletín
El Gat Pelat
El Micalet Galáctico
El Pequeño País (suplemento infantil al diario El País)
El Víbora
El Wendigo
Gotham News
Jóvenes
La Vanguardia
Literatura
Marca Acmé

Monografías:

1983 Opium (Norma: Los Álbumes de Cairo, núm. 2)
1984 Tritón. Las aventuras siderales de Roco Vargas, I (Norma: Los Álbumes de Cairo, núm. 4)
1984 El Ángel caído (Complot: Misión Imposible, núm. 4)
1985 El misterio de Susurro. Las aventuras siderales de Roco Vargas, II (Norma: Los Álbumes de Cairo, núm. 8)
1986 Del Asesinato al Olimpo (Norma: Los Álbumes de Cairo, núm. 11)
1986 Saxxon. Las aventuras siderales de Roco Vargas, III (Norma: Los Álbumes de Cairo, núm. 12)
1987 La Estrella Lejana. Las aventuras siderales de Roco Vargas, IV (Norma: Los Álbumes de Cairo, núm. 13)
1988 Sabotaje (Norma: Los Álbumes de Cairo, núm. 15)
1990 El Muro (Norma: Pandora, núm. 4); colectiva
1992 El Octavo Día, I (Norma: Daniel Torres,'núm. i)
1993 Veinte años de Cómic (Vicens Vives: Aula de Literatura Vicens Vives, núm. 14); colectiva
1994 Claudio Cueco (Norma: Daniel Torres, núm. 2)
1995 Textura humana (Norma: Daniel Torres, núm. 3)
1996 El Octavo Día, II (Norma: Daniel Torres, núm. 4)
1998 Mecánico del Tiempo. El Ángel de Notre Dame, I (Norma: Daniel Torres, núm. 6)
1998 La Joya de la Corona. El Ángel de Notre Dame, II (Norma: Daniel Torres, núm. 7)
2000 El bosque oscuro. Las aventuras siderales de Roco Vargas, V (Norma)
2004 El Juego de los Dioses. Las aventuras siderales de Roco Vargas, VI (Norma)
2005 Paseando con Monstruos. Las aventuras siderales de Roco Vargas, VII (Norma)
2006 La Balada de Dry Martini. Las aventuras siderales de Roco Vargas, VIII (Norma)
2009 Burbujas (Norma)
Catálogos:

1981 Catálogo de la Exposición General de Autores Españoles (Primer Salón del Cómic y la Ilustración de Barcelona)
1982 Daniel-Torres: tres años de tebeos (Ayuntamiento de Paterna)
1982 Catálogo de dibujantes, guionistas e ¡lustradores (Segundo Salón del Cómic y del Libro Ilustrado de Barcelona)
1983 Catálogo de la Exposición General de Autores Españoles (Tercer Sablón del Cómic y la Ilustración dé Barcelona)
1984 Mil novecientos ochenta y cuatro por veinte: un maremágnum grafic (Fundado Caixa de Pensions)
1984 Valencia Copyright / Daniel Torres (Ajuntament de Valencia)
1984'Tintín o Barcelona (Fundado Joan Miró)
1986 Visual Modo (Tercera Semana de la Historieta de Madrid)
1988 Catáleg d'Autors 1988 (Saló Internacional del Cómic de Barcelona)
1988 Quarta Setmana del Cómic i la ¡Ilustrado (Ajuntament de Palma)
1989 Elsperiodistes en el Cómic (Ficomic)
1989 La nueva B.D. española (Barcelona Edicións)
1989 La nova. Historieta. Trenta dibuixants (Ficomic)
1991 Una Historieta Democrática (Dirección General de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura)
1991 Catáleg d'Autors 1991 (Saló Internacional del Cómic de Barcelona)
1992 Viñetas de España (Instituto de Cooperación Iberoamericana del Ministerio de Asuntos Exteriores)
1992 Daniel Torres: Historietas-Ilustraciones 1980-1992 (Ceneralitat Valenciana)
1994 Daniel Torres (Ficomic)
1995 El deporte en el Cómic (Consejo Superior de Deportes del Ministerio de Educación)

1998 Atlas (Federación Española de Organizaciones Empresariales de la Industria del Mueble)
2000 Viñetas desde o Atlántico 2000 (Concello de A Cor uña)

Juegos de mesa:

1988 Sabotaje (Norma)

Ilustración:

El arte de Daniel Torres (1995)
Tom (también, el texto; 1995)
Las barbaridades de Bárbara (1996)
Tom, en Los Angeles (támbién,.el texto; 1999)
Cartelismo, postalismo y otra miscelánea gráfica

2 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.megaupload.com/pt/?d=TEOJWUAQ
http://www.megaupload.com/pt/?d=9OEQTQJ5
http://www.megaupload.com/pt/?d=PVSHM4WG
http://www.megaupload.com/pt/?d=LOZBO8XS
http://www.megaupload.com/pt/?d=KPW9EYTW

emejota dijo...

Hola amigo Jusema. Gran articulo el que te has marcado. La verdad es que despues de leerlo y ver las imagenes, me dan ganas de ir a pillar los albumes de Torres que tengo en los estantes y darles un nuevo repaso. Siempre me gusto este dibujante. Me ha transmitido mucho optimismo, no se por que, por su arte y sus historias quiza... Opium o Roco Vargas o las historias de Claudio Cueco.
Hay que ver lo que evoluciono el estilo de este hombre. En fin, no quiero alargarme mucho mas... Recuerdo el Especial Arquitectura de Cairo (viaje corto pero intenso por la arquitectura en el comic) cuya portada era de Torres: Su "autorepresentacion", sentado ante una mesa de dibujo. La originalidad, el desenfado, la creatividad que se percibe en esa ilustracion lo dice casi todo sobre este artista.

En fin. Gracias y saludos desde Las Palmas.