martes, 9 de marzo de 2010

François Bourgeon. Los Pasajeros del Viento. Los Compañeros del Crepúsculo. Historia de Cyann.

15 de Julio de 1945. París. Francia.


Criado en el París de posguerra, pronto empezó a trabajar en un taller de vidriería, oficio que aprendió a dominar sin dificultades hasta convertirse en un maestro, gracias a su carácter tranquilo y minucioso. De aquí saco su facilidad para definir los perfiles y acoplar los personajes dentro de un limitado espacio. Dice el dicho popular que “la cabra tira al monte” y en sus ratos libres se dedicaba a su gran pasión: dibujar la aventura. Empezó en esto de las viñetas en los primeros años setenta dibujando historias infantiles como Livette y Nade, experiencia que le sirvió para tomar contacto con el medio, rodeado de otros dibujantes que también empezaban con la misma devoción. Nos encontramos a Bourgeon a mediados de los setenta, junto al guionista Robert Genin, comenzando las aventuras de Brunelle Y Colin (1976-1980) y poniendo de











moda lo que después, durante su auge en los ochenta, se denominaría novela gráfica histórica. Con dibujos inicialmente muy esquematizados, empieza su primera saga de aventuras, historias fáciles








enfocadas para un público juvenil, se puede apreciar en ellas los gérmenes que años después le convertirían en uno de los grandes del género. Aquí, una princesa medieval persigue su libertad, recreándola en situaciones históricamente reconocibles y que le sirvieron para ir depurando su trazo e ir dominando el color. Dibujó los dos primeros álbumes de la serie, que tuvo su continuidad, con gran acierto, a través del ilustrador Didier Convart.

Hombre culto de grandes aficiones durante estos años, se forma hasta convertirse en un erudito de determinados temas, - arquitectura, navegación, historia, antropología social, etc. -, y que luego trasmite durante “toda” su trayectoria como dibujante, junto a sus otras pasiones: la liberación de la mujer, la denuncia de las injusticias históricas como la esclavitud y, sobre todo, la experiencia de la aventura como iniciación formadora. Después de madurar todo lo anterior, comienza a dibujar Los Pasajeros Del Viento. La narrativa histórica requiere, para ser creíble, dos condiciones: la veracidad histórica y rigor en la documentación. Aunque en Los Pasajeros Del Viento no nos presenta ninguna serie de hechos históricos concretos, se ciñe como pocos a la fidelidad, con un exceso de información, siempre documentada, lo que proporciona a sus viñetas de una excelente verosimilitud. Las arquitecturas, los vestuarios, los giros lingüísticos de la época reflejada, las cancioncillas, el hábitat, las costumbres, las cancioncillas, las comidas… todo esta impregnado con la autenticidad que proporciona su minucioso y exhaustivo estudio previo. El contexto histórico es el instrumento que utiliza para comunicarnos sus ideas sobre la cultura, las ideologías o la forma de vivir y morir.

Las aventuras de Isa, de su señora Inés, del marinero Höel, el cirujano Saint Quentin, Zabo, etc. Los Pasajeros Del Viento parece que ha llegado a su fin después de casi treinta años (1983-2009) con el volumen sexto (doble): La Hija De Boïs-Caiman. Historia sobre todo original, es un canto a la libertad desde la perspectiva de las relaciones humanas. Nadie es lo suficiente ángel ni lo suficiente demonio si no se juzga desde posiciones preconcebidas o maniqueas. Nos sitúa la historia en el siglo XVIII (1780-1782), época donde se estaba redefiniendo la hegemonía en los mares y nos presenta a Isabel De Mamaye, joven con una imperecedera necesidad de independencia y ansias de libertad, que no es partidaria, ni de los ingleses, ni de los mercenarios esclavistas, con todas las inimaginables vicisitudes; desde África a las Antillas o al Delta del Mississippi, nadie conseguirá doblegar su voluntad convirtiéndose la saga en un canto a la libertad.

El valor documental es excelente, permitiéndonos observar, desde los detalles mas nimios de los velámenes de un barco de guerra del siglo XVIII, a como era su vida a bordo, como eran las comidas, las reuniones sociales, los barcos negreros, las armas, los objetos, los atuendos de vestuario, hasta la forma de hablar de los lugareños y sus cantos autóctonos. Y todo este conglomerado de imaginación está sustentado en unos diálogos magistrales, donde se pueden sacar fructíferas conclusiones sobre la condición humana. El dibujo ha evolucionado desde Brunelle Y Colin, hasta convertirse en el reflejo exacto de lo que nos quiere trasmitir. Minucioso y detallista, refleja verazmente la historia que quiere reinventar. La obra esta impregnada de un halo de liviandad increíble, aunque todas las viñetas son un compendio de información realista y consigue que tanta información no se haga insoportable. Es su visión de la historia, con la única limitación, no ya de la narración grafica, sino de la información verídica sobre la época y escenarios donde Bourgeon sitúa la narración. Hace unos meses salió el último volumen de estas aventuras, situándonos en Louisiana en la época de la Guerra de Secesión americana (1861-1865) y aparece Zabo, una bisnieta de Isa, que va buscando a su hermano menor. Sus vidas se entrelazan con el denominador común de la supervivencia desarrollando aquí un énfasis especial en la plasmación de la naturaleza, con un grafismo alegre y un atractivo colorido. Los personajes van evolucionando como la vida misma a lo largo de la obra. Isa era, de joven, un carácter contradictorio y alegre, atrevido y desenvuelto, acabando como una anciana sensata que no renuncia a los principios básicos como la abolición de la esclavitud, aunque la conviertan en su propia victima. La saga acaba siendo una saga de amor y muerte, violenta y dulce, alegre y trágica, un canto a la libertad con forma de obra maestra del Noveno Arte.


En 1983 se presentó al público otra saga memorable del maestro Bourgeon: Los Compañeros Del Crepúsculo (1983 – 1990). La aventura se desarrolla en la Edad Media y la heroína se llama Marieta La Bermeja. Fue la Edad Media una época de contrastes y de mucha confusión. La protagonista al contrario que Isa no se mueve por sus convicciones y principios, a Marieta la mueven las circunstancias, huye hacia la libertad. La aventura se desarrolla en un momento indeterminado de la Guerra de Los Cien Años (guerra entre franceses e ingleses que va desde 1337 a 1360 y de 1369 a 1389). Si en Los Pasajeros Del Viento a Isabel De Mamaye la mueve el espíritu reflexivo propio del Siglo de Las Luces (abandono del romanticismo y puesta de largo del racionalismo); a Marieta la mueve la imaginación. La fantasía es mezclada con la mitología popular de origen celta, creando un universo donde la magia y los sueños se confunden con la realidad, y la aventura se confunde con la leyenda. Estamos en la Edad Media, desde donde parten prácticamente todos los sueños; parte de nuestro pasado ancestral se ha ido trasmitiendo a través de los juglares con sus canciones y éstas acabaran formando parte de la cultura popular. Así, esta historia le sirve a Bourgeon para reivindicar la cultura celta como pionera lejana de la cultura europea.


De nuevo, en esta aventura, las escenificaciones son rigurosas, basadas en una exhaustiva documentación sobre esta época concreta de la historia, y con una profundidad interpretativa de las circunstancias sociales y políticas de este pasado. Al igual que en Los Pasajeros Del Viento, se trata de coger épocas determinadas de la historia y reinventarlas de manera creíble y cuidada, amenizándolas con grandes dosis de aventura. Un caballero errante esconde su rostro desfigurado bajo la celada de su casco, va acompañado de un paje-escudero un tanto cobarde, bobalicón y pillín, a ellos se unirá, por la fuerza de las circunstancias, Marieta, que es una joven medio bruja con un agudo sentido premonitorio, superviviente de una banda de mercenarios que combaten en la guerra de los 100 años. A lo largo de los tres volúmenes, siendo el ultimo excepcional, van apareciendo toda una galería de personajes fantásticos a medio camino entre la realidad y los sueños de los campesinos del medioevo, donde las oscuras tinieblas y el miedo lo impregnan todo. Así, la brujería, los demonios, los druidas celtas, acaban siendo los auténticos protagonistas en una mezcla de realidad y ficción, que es lo que determina la vida del mundo rural francés de esta época. Se puede observar en Los Compañeros Del Crepúsculo la facilidad que tiene Bourgeon para utilizar las viñetas, no como una unidad estética que, indudablemente tiene un gran valor, sino como una unidad narrativa que encadena los sucesos. El dibujo aquí es de trazo fino y claro, con una gran potenciación de los colores y, a lo largo de las páginas, las caras se van desgastando progresivamente para acentuar a los protagonistas.


En 1992 se empezó a publicar Historia de Cyann (Le Cicle de Cyann 1992 – 2007) con guión de Claude Lacroix. De ambientación futurista, la heroína es la rebelde y soberbia Cyann hija del señor de Olsimar. En un mundo donde el agua es considerada una deidad, esta serie que se puede considerar de ciencia ficción, esconde todo un mundo de estructuras prefeudales. Para la ocasión han creado todo un universo paralelo de arquitecturas, vestuarios, gastronomía, de hábitat, de animalario de gran originalidad, que Bourgeon, como es habitual, nos dibuja recreándose en la descripción de los detalles. Al crear este universo han tenido que inventar toda una palabrería que nos explican en un volumen: La Llave De Los Confines. Historia sobre las relaciones de amistad, sobre el esfuerzo; también nos definen las estructuras socio-políticas de estos mundos, donde sitúan la historia. No parece haber cuajado demasiado bien entre los seguidores de Bourgeon esta serie, pero creo que se merece una lectura sin ideas preconcebidas para sorprendernos con el gran despliegue de imaginación que realizan.

No son los álbumes de Bourgeon obras para consumo rápido, máxime cuando en todas ellas las mujeres marginadas son las heroínas. Brunelle, Isa, Marieta, Cyann, todas van evolucionando desde la inocencia hacia la realidad en busca de la ansiada libertad, para darse cuenta en el camino que lo que realmente cuenta es el alma de los personajes, sus sentimientos, sus contradicciones, lo que sienten y lo que padecen, porque en el camino hacia la aventura hay de todo un poco y en esta confluencia de opuestos está el estilo de François Bourgeon, a la vez clásico y moderno, insinuante y meticuloso, conservador e innovador, violento y sentimental, que mediante una meticulosa y exhaustiva documentación nos adentra en épocas olvidadas de la historia, mediante su enorme talento narrativo y su facilidad para crear ideas con imágenes de colores de vidriero que modelan los relieves y definen las formas.

Es François Bourgeon un druida con las imágenes aliándolas con la fuerza de las palabras, y con el inusitado encanto de los trovadores nos dice que la imaginación casi siempre supera la realidad.

Bibliografía:


Brunelle y Colin.


* Colaboro en los dos primeros albumes:

Le Vol Noir. 1.979.

Yglinga.1.981.

Historia de Cyann (Le Cycle de Cyann):

La Fontana Y La Sonda.(La Source Et La Sonde).1.993

La Seis Estaciones En Ilo. (Six saisons sur Ilo).1.997

La Llave De Los Confines (La Clé des Confins. D'Olh à ilO et au delà).1.997 (Guía)

Aïeïa De Aldaal.2.005

Los Colores De Marcade. (Les Coleurs Du Marcade).2.007.

Los Pasajeros del Viento (Les Passagers du Vent):


Las aventuras de Isa. (La Fille Sous La Dunette.1979). (Isa)

El barco de los condenados. (Le Ponton.1980). (Hoel).

La mercancía de Judah. (Le Comptoir De Juda.1981). (Los Negreros de Dohomey).















La hora de la serpiente. (L´Heure Du Serpent.1982)

Mercado de esclavos. (Le Bois D´Ebene.1984). (Madera De Ébano).

La Niña De Bois-Caïman. I. (Le Petite Fille Bois-Caïman.Libro I.2008)

La Niña De Bois-Caïman. II. (Le Petite Fille Bois-Caïman.Libro II.2009)

Los Compañeros del Crepúsculo (Les Compagnons Du Crepuscule):


El Sortilegio Del Bosque De Las Brumas. (Le sortilege du Bois Des Brumes).(1984).

El Eclipse Azul. (Les Yeux D´Etain De La Ville Glauque).(1986).

El Último Canto De Los Malaterre.(Le Dernier Chant des Malaterre).(1990).


1 comentario:

antonilópez dijo...

Hola, he disfrutado con este estupendo artículo de Bourgeon,mas que nada por que es uno de mis dibujantes favoritos, hace muchos años me apasinaban sus historias y hoy he vuelto a recordadrlo. Gracias por este magnífico post. Te espero por casa cuando quieras.