viernes, 6 de marzo de 2009

Vittorio Giardino: Sam Pezzo. Max Fridman. Jonas Fink.

Bolonia, Italia. 24 de Diciembre de 1.946.

Graduado en Ingeniería Electrónica con la crisis existencial de los 30 años se paso al cómic publicando sus primeras historietas en semanarios y revistas de difusión limitada. En 1979 sale a la luz su primera gran narración: Sam Pezzo (Shit City). Es el arquetipo de investigador privado: íntegro, con un cigarrillo entre los labios, “güisqui” en una mano y en la otra una Smith and Wesson siempre preparada. Al personaje lo sitúa en Bolonia, la cual sirve de telón de fondo (no sin protagonismo) de unos casos que siempre acaban complicándose más de lo que debieran (no es extraño encontrárnoslo agujereado en cualquier esquina). Cuando leí por primera vez sus historias sueltas en blanco y negro (después recopiladas por Norma Editorial) sentí como un déjà vu o paramnesia, (describe la experiencia de sentir que se ha vivido o se ha sido testigo previamente de una situación nueva). Tenía algo en mis manos que me invitaba a las novelas negras americanas de Dashiell Hammemt (Sam Spade. La llave de cristal) y Raymond Chandler (Philip Marlowe. El Halcón Máltes).
Sam Pezzo es otro antihéroe cínico que se mueve entre las brumas y las sombras: clientes nada decorosos, policías corruptos y atracadores inocentes (lo típico del género) apoyado en un gran realismo gráfico (escenarios representados con gran detalle).
En Sam Pezzo vemos cómo va evolucionando el trazo de Giardino (otro heredero de la tradición franco-belga*) hasta dominar perfectamente la definición gráfica de los personajes y la estructura de la narración.
Max Fridman es un ex agente de los Servicios Secretos Franceses y sus aventuras se desarrollan durante los años 30 europeos. También muy bien documentadas en cuanto a ciudades, edificaciones, monumentos, cultura, paisanaje, etc.
A Max Fridman le ha dedicado, hasta la fecha de hoy cinco álbumes, tres de esas aventuras se desarrollan durante la Guerra Civil Española. Aquí se documento y realizo muchas viñetas copiadas del archivo fotográfico sobre la Guerra Civil. Todos los álbumes son de obligada lectura.
Entre las publicaciones anteriores realizó Little Ego haciendo un homenaje en clave erotico-festiva a Winsor McCay, que muchos años atrás había publicado Little Nemo. Con posterioridad se relaja con dos álbumes (ahora ha publicado un tercero): Vacaciones Fatales. Historias de corte erótico con alguna que otra pizca de suspense, donde encontramos denominadores comunes en todas ellas: los celos, la mentira, la muerte, el engaño… Si bien se aprecia un desarrollo argumental interesante, suelen fallar los finales, pareciéndose unos a otros.
En 1991 crea a su tercer gran personaje: Jonas Fink. La serie, de la que se han publicado tres álbumes, está aún inconclusa. Algunos opinan que este es su mejor personaje (ya sabeis lo de el gusto y los colores).
Jonas Fink es un muchacho checoslovaco que vive en la Praga de los años 50, perteneciente a una familia judeo-burguesa. Su padre es enviado a prisión por contrarrevolucionario y Jonas, en un viaje iniciatico, se enfrentará prematuramente a la cruda realidad de la época. Los dibujos son de un detalle minucioso presentándonos una Praga exquisita. Los personajes van evolucionando su aspecto físico a lo largo de la obra (la edad y los problemas no perdonan) y el cómic se va volviendo enternecedor, emotivo. Dota de mucha importancia las miradas de los personajes para intimar con ellos. Es un cómic de un lirismo enternecedor ayudado por los detalles en las viñetas. Detalles en calles, edificios y fondos de viñeta nos deleitan provocando emociones.
Giardino sigue dibujando, esperemos que pronto termine esta gran saga de Jonas Fink y nos transporte a otras aventuras, pues cada viñeta es una obra de arte. (J.S.)*[Línea clara, ESTILO GRÁFICO.Traducción de las palabras holandesas Klare Lijn (cuyo significado sería «dibujo al hilo»), la expresión «línea clara» fue utilizada por primera vez en 1977 por Joost Swarte con motivo de la exposición «Kuifie in Rotterdam» (Tintín en Rotterdam). Algunos consideran a Hergé como el iniciador de esta tendencia gráfica. Después de cierta búsqueda este creador depura su dibujo, emplea un trazo lineal continuado, potencia los ángulos y rechaza toda sombra o volumen susceptibles de alterar la legibilidad del conjunto. Esta escuela hace rápidos adeptos. Entre ellos se encuentran los que trabajaron con Hergé, como Edgar Pierre Jacobs, JacquesMartin y Bob de Moor. A mediados de los 70 este estilo vuelve a recuperar su auge y por toda Europa surgen dibujantes que lo adoptan, entre otros: Joost Swarte, Theo van den Boogaard en Holanda; Jacques Tardi, Ted Benoit, Do-minique Hé en Francia; Alain Goffin en Bélgica; Daniel Ceppi en Suiza; Vittorio Giardino en Italia. En España un grupo de adeptos tales como: Alfonso Font, Guiral, José María Be-roy, Montecarlo, Miquel Beltran, Victoria Bermejo, T. P. Bigart, Pedro Castro, Guillem Cifre, Miguel Gallardo, Joan Gómez, Mariel Soria, Montesol, Pere Joan, Roger, Scaramuix, Tha, Daniel Torres y Enrique Ventura. Los más conocidos exponentes de la línea clara hispánica surgen a comienzos de los años 80 y pertenecen a una nueva generación de dibujantes; quien abre la brecha de este estilo gráfico es Miguel Calatayud, un alicantino nacido en 1942 y reconocido como el iniciador de la denominada Escuela valenciana.
Una figura internacional surge de esta corriente: el dibujante y guionista Daniel Torres. Al principio se da a conocer a través de las páginas de El Víbora para, a finales de 1982, iniciar en Cairo su serie Las aventuras de Roco Vargas, una ópera espacial de vasto desarrollo e índole humorística cuyo éxito es reconocido en toda Europa. Después de Opium, Daniel Torres da nacimiento a Tritón, compuesto por odiseas galácticas de Roco Vargas, para proseguir con El misterio del susurro, Saxxon y La estrella lejana. Entre otras obras realizadas en línea clara, figura un álbum titulado Velvet Night, dibujado por el estilista Sentó y con guión de Ramón de España; Vidas ejemplares del polifacético Montesol, y Manuel Montano de Miguelanxo Prado con guión de Fernando Luna. Miquel Beltran, también surgido de Cairo, publica por capítulos y durante un largo período la serie Marco Antonio en El pequeño País, Max lo hace con su personaje Peter Punk en El Víbora, y la Colección Papel Vivo (Ediciones de la Torre) edita álbumes de Carlos Giménez: España Una, España Grande y España Libre. La revista mensual Viñetas, aparecida en 1993 (Glénat) tiene como principal exponente de la línea clara a Manuel Vázquez, quien publicó historias humorísticas que fueron recopiladas en los álbumes Gente Peligrosa. Vázquez, uno 'de los creadores españoles más destacados de la posguerra, también publicó trabajos en línea clara en la revista Makoki, que fueron recopilados en un álbum de gran nivel titulado Historias verdes. (Diccionario Del Cómic. Larousse. 1996).]Publicaciones:
1981 : Sam Pezzo T.11981 : Sam Pezzo T.21982 : Sam Pezzo T.31982 : Rapsodia Húngara1983 : Sam Pezzo T.41986 : La Puerta de Oriente1989 : Little Ego1991 : Vacaciones Fatales1994 : Jonas Fink T.1 - La infancia1997 : Jonas Fink T.2 - La adolescenciaJonas Fink T.3 - La juventud1999 : Las aventuras de Max Fridman T.3 - ¡No Pasaran!2001 : Luxe, calme et volupté2002 : Las aventuras de Max Fridman T.4 - ¡No Pasaran! Rio de sangre.2003 : Vacciones Fatales 3. Viajes de ensueño.2005 : Eva Miranda .2008 : Las aventuras de Max Fridman T.5 - ¡No Pasaran! Sin Ilusión.

3 comentarios:

emejota dijo...

Hola amigo. Tiempo sin pasar por aqui. Muy buen articulo el de la linea clara... Que tiempos!!

Desde TinTin hasta Cairo... Que buenisimos momentos he pasado leyendo y admirando estas historias. Los Cairo los guardo como oro en paño, y lo mismo digo de los albumes de Giardino o de Torres o de Micharmut, de Sento, Roger y tantos otros... Sin olvidarme de Miguel Calatayud (precursor donde los haya) ... En fin, y aunque -quiza- no venga al caso me gustaria nombrar a Federico del Barrio... Asi me quedo mas tranquilo (jaja).

Bueno... Gracias por este pedazo de articulo y un gran saludo desde Canarias.

Jusema dijo...

gracias a tu servicio

Valentín VN dijo...

Uno de los grandes del fumeti.